¿Cómo contribuir a los compromisos globales y
a la vez alcanzar
los objetivos sectoriales?

La integración de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) en las estrategias e intervenciones sectoriales ofrece una gran oportunidad para asegurar el acceso universal, sostenible y de calidad a los servicios de saneamiento, y a la vez cumplir con la Agenda 2030 (ODS 6) y el Acuerdo Climático de París.

En este contexto, la Dirección General de Asuntos Ambientales (DGAA) del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) del Perú ha introducido los Planes de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático (PMACC) como instrumentos de planificación para enfrentar el cambio climático en el ámbito de responsabilidad de las Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS). Para conocer ¿cuánto han avanzado las EPS en la implementación de las medidas de adaptación y mitigación priorizadas en los PMACC?, la DGAA, con el apoyo de la cooperación alemana para el desarrollo y la Cooperación Suiza – SECO, implementada por la GIZ, a través de WaCCliM y PROAGUA II, realizó una “Evaluación del nivel de implementación de los PMACC por las EPS en el marco de las NDC del Perú”.

Esta evaluación ha permitido conocer qué tipos de medidas de adaptación y/o mitigación vienen implementando los prestadores de servicios, considerando los cobeneficios de reducción de costos operativos, eficiencia operativa de los sistemas y protección de los cuerpos de agua. De igual forma, la evaluación ha identificado los principales desafíos para su implementación, brechas de capacidades y oportunidades para el monitoreo y seguimiento de las medidas. Toda esta información servirá de insumo para actualizar las NDC del sector saneamiento como parte del proceso en marcha a nivel nacional de incremento de las ambiciones de las NDC.

Próximos pasos

Los resultados del nivel de implementación de los PMACC podrán ser utilizados para actualizar las estrategias e intervenciones sectoriales que permitan asegurar el acceso y la calidad de los servicios de agua y saneamiento en un contexto de cambio climático, reconociendo su importancia para la salud pública, la reactivación económica del país y la protección del ambiente y el clima. Asimismo, será necesario vincular las medidas climáticas a mecanismos de financiamiento que apoyen la transición de la planificación a la acción. Por este motivo, podrán servir como insumo para la actualización de los planes de saneamiento a nivel nacional y regional, proceso iniciado por el MVCS.

El trabajo está en marcha y desarrollar capacidades para lograrlo trae consigo grandes desafíos para la cooperación internacional, que con la ayuda de herramientas digitales busca estar a la vanguardia en sus procesos de asesoramiento.

Frente a la pandemia del COVID-19, los prestadores de servicios de saneamiento del Perú siguen cumpliendo sus responsabilidades de proporcionar servicios de agua y saneamiento seguros y fiables a la población, aunque muchos de ellos tienen que enfrentar recursos insuficientes, escasez de personal e interrupciones en la cadena de suministro de productos químicos y equipos de protección personal,
lo que puede afectar la continuidad del servicio.

En particular, para el caso de las aguas residuales, los prestadores de servicios necesitan adoptar medidas para prevenir la propagación del COVID-19 entre su personal y asegurar la continuidad del tratamiento de las aguas residuales protegiendo el ambiente y el clima. La gestión adecuada de las aguas residuales permitira no sólo abordar la pandemia sino también seguir avanzando en la seguridad del abastecimiento de agua urbano y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

En la medida que progrese la pandemia, los prestadores de servicios requerirán de medidas para prepararse, responder y recuperarse de la pandemia, y  asegurar la continuidad de los servicios de tratamiento de aguas residuales en situaciones cambiantes.

Como ejemplo,  el prestador de servicios de la ciudad del Cusco (EPS SEDACUSCO), con el apoyo de la Cooperación Suiza – SECO y la cooperación alemana para el desarrollo implementada por la GIZ, a través de PROAGUA II y WaCCLiM, ha elaborado su Plan de Contingencia para enfrentar la Pandemia COVID-19 en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) San Jerónimo, enfocándose en aspectos de protección de la salud del personal, mantenimiento de las operaciones esenciales, mantenimiento de las instalaciones, equipos y suministros esenciales, y la comunicación con los usuarios y las autoridades de gobierno.

En particular, el Plan de Contingencia de la PTAR San Jerónimo analiza los procesos críticos  para asegurar la continuidad de las operaciones ante la escasez de personal; los insumos y materiales críticos para superar las interrupciones en la cadena de suministro , y las estrategias en caso no se puedan ejecutar los servicios y/o contratos críticos.

Este Plan de Contingencia de la PTAR San Jerónimo es parte de una serie de herramientas para que los prestadores de servicios de saneamiento puedan asegurar la continuidad de los servicios frente a la pandemia, beneficiando a miles de peruanos y avanzando hacia una recuperación carbono neutral y resiliente a clima.

Este buen ejemplo de la EPS SEDACUSCO es muy importante para replicar con otros prestadores de servicios del país, que todavía están en proceso de adaptarse para operar los sistemas de tratamiento de aguas residuales frente a la pandemia, y a la vez proteger el ambiente y el clima.

“Estas reuniones [virtuales] son una oportunidad para intercambiar información que contribuirán con la nueva propuesta del Plan Nacional de Saneamiento y los Planes Regionales.”

Así lo mencionó la Ing. Mary Tesen (Especialista Sectorial de la Dirección de Saneamiento (DS) del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento – MVCS), al finalizar la primera reunión virtual, realizada el 23 de abril del presente, en el marco de la actualización de los Planes de Saneamiento.

La reunión tuvo como objetivo brindar una inducción a los profesionales de la DS, sobre los compromisos, desafíos y oportunidades del sector saneamiento para la implementación de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) y el logro del ODS 6. Dichos profesionales son los encargados del proceso de actualización de los Planes Regionales y Plan Nacional de Saneamiento y asegurar la planificación de los servicios de saneamiento en armonía con el ambiente y el clima.

En particular se abordaron temas como la contribución de las Empresas Prestadoras de Servicios de Saneamiento (EPS) al cumplimiento de las NDC a través del desarrollo e implementación de los Planes de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático (PMACC); así como el estado actual del Registro Único del Proceso de Adecuación Progresiva (RUPAP) de las descargas de aguas residuales generadas por las EPS, que afectan la calidad de los cuerpos de agua receptores; y el consiguiente impacto en la seguridad del abastecimiento de agua urbano e incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), aspectos a considerar en los futuros Planes de Saneamiento.

La inducción fue desarrollada por la Dirección General de Asuntos Ambientales (DGAA) del MVCS, con el apoyo de la Cooperación Suiza – SECO y la cooperación alemana para el desarrollo, implementada por la GIZ, a través de WaCCliM y PROAGUA II, contando con la participación de 25 personas; y es un buen ejemplo de la utilidad de la tecnología digital para asegurar la continuidad de los procesos en la actual coyuntura.

Esta reunión fue la primera de una serie de reuniones virtuales que se realizarán entre las direcciones del MVCS para concretar el proceso de actualización de los Planes Regionales y Plan Nacional de Saneamiento, incluyendo objetivos y metas respecto a las NDC y ODS 6.